jueves, 23 de marzo de 2017

El del 1


Desde el martes estamos de juntas de evaluación en el insti.

Este año voy relajada ya que solamente evalúo a un grupo, al resto de evaluaciones voy a ver qué tal les ha ido la evaluación a mis chicos y chicas del PAE y del EXIT, qué asignaturas deben apretar, cómo enfocarlas, intentar ayudarles como sea.

Estoy cabreada como una mona (que por otra parte no entiendo muy bien esta expresión que suelo usar a menudo)

Os voy a contar lo que me pasó ayer.


Estaba en una de esas evaluaciones, concretamente de 3º de la ESO, y uno de los alumnos, llamémosle Dylan -lógicamente no es su nombre-, tiene una adaptación curricular no significativa (ACI) en TODAS las asignaturas. 

Para que lo entendáis los que no seáis del gremio: es un alumno con dificultades que necesita adaptación, ya sea de los materiales, un examen más fácil, contarle más el trabajo en casa, ponerle otro tipo de trabajos... lo que se le ocurra al profesor que le imparta la asignatura, siempre siguiendo los mismos contenidos que para el resto de la clase.

Dylan viene al EXIT dos días a la semana y dos días más va a la Academia que le pagan sus padres. Es súper trabajador, tiene una agenda donde apunta todo, tacha cuando lo ha terminado, se hace apuntes para los exámenes y hace todo lo voluntario para subir nota. Dylan ha suspendido 7.

Mi enfado vino porque una profesora le ha puesto un 1.

¡Un 1!

En la ESO las notas van del 1 al 10. No hay 0. Por lo tanto, a un alumno que no hace nada, o a un absentista, se le pone un 1.

A Dylan le han puesto un 1.

Es una asignatura que se ha trabajado muchísimo, y doy fe de ello porque le he ayudado yo en EXIT.

No pude callarme. 

Le pedí a la profesora que me dijera por qué Dylan tenía un 1 habiendo hecho TODOS los trabajos y llevando al día la libreta y todo lo que había pedido, teniendo en cuenta que es un alumno ACI.

Su respuesta fue mirar su libreta de notas y decir: es que no llega al mínimo de conocimientos.

¿Perdona? 

Volví a preguntar por qué un 1 y no un 3.

Obtuve la callada por respuesta.

Se encontraba en la junta de evaluación la PT y también intercedió por Dylan, todo fue en vano.

Ahora sólo hago que pensar en cómo el miércoles en EXIT le digo a Dylan que se ponga a trabajar esa asignatura, ¿para qué? me dirá, yo que he hecho todos los trabajos, la libreta, el trabajo de lectura... he sacado la misma nota que la alumna absentista que no ha venido ni una sola vez este trimestre a clase.



Yo qué queréis que os diga, entenderé a Dylan.